Archivo categoría archivo

Es necesario y urgente un Estado Laico

Grupos laicos se alzan contra la islamización en las escuelas turcas

La policía reprime con dureza las manifestaciones en varias ciudades

 

 “Por una educación laica, científica y democrática”. Con este lema, el sindicato de profesores Egitim-Sen y asociaciones de estudiantes fueron ayer a la huelga en las escuelas públicas de Turquía contra la creciente islamización de los contenidos curriculares y la extensión de la obligatoriedad de las clases de religión a las edades más tempranas, pese a las advertencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

La obligatoriedad de la asigna­tura de religión fue establecida tras el golpe de Estado de 1980 para ciertos cursos y ahora el AKP la ha ampliado a los prime­ros cursos de primaria (5-8 años). Sólo podrán quedar exentos de esta asignatura los alumnos cristianos o judíos.

 

Esta es una noticia que recientemente apareció en un periódico nacional.

 

¿Nos suena de algo? ¿Es sólo una barbaridad más de los islamitas? ¡No! Esto ocurre también hoy en nuestro occidental, democrático y católico país, solo que aquí quedan exentos los judíos e islamitas. Y es solamente un ejemplo de las tensiones sociales por la imposición de privilegios de las distintas religiones.

 

El corazón de cualquier Constitución política es la definición del carácter del Estado en el cual la sociedad, por acuerdo común, se compromete a vivir. Por eso, llama la atención en los actuales momentos, la resistencia a lograr la declaración de Estado laico, frente a lo cual se crea un fuerte debate en el que no faltan los absurdos de pretender que se trata de un ataque a todos los creyentes. Resaltando siempre la demagogia del victimismo que con frecuencia utilizan los católicos.

El laicismo, por el contrario, llama a una postura universalista de respeto al pensamiento de cada quien y, particularmente, de su creencia religiosa o del hecho de no tener ninguna, es decir ser ateo. La igualdad de los ciudadanos independientemente de su postura frente al fenómeno religioso, es parte indisoluble de la igualdad ante la ley y de un Estado de Derecho, en el cual la legislación está por encima de los intereses particulares.

El Estado Laico implica además la autonomía del Estado, la independencia entre la ley civil y las normas religiosas o filosóficas particulares, por lo que el laicismo es parte de la soberanía del país. Por el contrario, nos ponemos por debajo de las decisiones de un organismo privado, distinto a los elegidos en votación universal, como es el caso de los organismos que dirigen cualquier culto particular, generalmente de carácter extranjero, como puede ser el caso del país del Vaticano.

Una falsedad repetida es que el laicismo es una imposición. Absurdo, pues permite por el contrario la libertad de conciencia y de cultos, no los impide, no obliga, ni pone uno de ellos por encima de otros, sino que los garantiza, por supuesto siempre y cuando no atenten a los derechos humanos y a las leyes penales, pues no se puede justificar asesinatos, pedofilia, xenofobia, homofobia o segregación por sexos, como si se tratase de un asunto de fe. Así, toda fe religiosa y filosófica, incluyendo las ateas, agnósticas y otras, tendrán la misma posibilidad de expresar su pensamiento, de practicar sus ritos, si los tuvieren, y de sentirse en plena igualdad de condiciones con las demás.

La única igualdad real se puede dar si el Estado se mantiene defendiendo el interés común de todos y sin distinción, pero no en trampas burocráticas de supuesta igualdad que resultan en la sola presencia de la fe mayoritaria, si es que hay un solo catolicismo, islamismo o judaísmo, lo que muchos teólogos han puesto en duda.

La imposición de una creencia frente a otras, es el hilo conductor de guerras, asesinatos, y abusos en general.

Larga es la lista que podríamos exponer en nuestro país y donde si bien los desmanes de la iglesia católica no llegan, en este momento, a casos como el de Charlie Hebdo, su lobby sigue manteniendo la penalización de la blasfemia (le llaman eufemísticamente escarnio), y algunos obispos hacen llamamientos militares contra lo que denominan el avance del laicismo radical, o enfadan a los musulmanes colonizando la Mezquita de Córdoba, convirtiéndola en una catedral católica, ó…

¿Y qué hacen nuestros políticos?

La mayoría pasa de puntillas por este tema, la derecha se opone,  algunos partidos te reciben, escuchan y aplauden… pero cuando sales por la puerta se vuelven a olvidar de la necesidad de la separación Iglesia-Estado, eso es, la declaración de un Estado Laico.

Cómo siempre tendremos que seguir exigiendo nuestros derechos y, este es uno muy importante, al día siguiente de las elecciones.

 

Luis Vega Domingo

Presidente de AMAL-Asociación Madrileña de ateos y Librepensadores

No hay Comentarios

III Ciclo de cine ateo, 9-1 a 20-2-2015

 

PROGRAMACIÓN: Los viernes desde el 09 de enero al 20 de febrero de 2015 a las 19,30 horas.

Lugar: C/ Ferrocarril 22, 1º (local de STEM)

(Quienes deseen cenar tras la proyección y el debate confirmar al correo amal.ateosdemadrid@gmail.com )

9/enero: Los jueves, milagro (Luis García Berlanga, 1957, 85’)

Fontecilla, un pueblo que vivió tiempos de esplendor gracias a la fama de su balneario, sobrevive a duras penas gracias al campo y a un limitadísimo turismo que apenas deja beneficios; ni siquiera el tren para ya en la estación. Don Ramón, el dueño del balneario, harto de su escasa y poco aristocrática clientela, en connivencia con el alcalde, el maestro, el barbero, el dueño del hotel y don José, un acaudalado propietario, urde un plan: organizar una “aparición mariana”, como la de Lourdes, que atraiga al turismo y a los devotos. Cuando se dan cuenta del extraordinario parecido que hay entre Don José y una vieja talla de San Dimas, el buen ladrón, el problema queda resuelto.(FILMAFFINITY)

16/enero: Dogma (Kevin Smith, 1999, 135’)

La batalla final en la eterna guerra entre el Bien y el Mal tendrá lugar en Nueva Jersey, cuando dos ángeles caídos intenten destruir el universo entero, a menos que alguien logre detenerlos. Estos dos ángeles, Loki y Bartleby, tratan de hallar un modo de acabar con su exilio perpetuo en Wisconsin, cuando se topan con el plan perfecto para regresar al paraíso: la posibilidad de eludir el dogma que les permitirá retornar al Cielo, si pasan bajo el bendito arco de la catedral de Nueva Jersey, eliminando a la vez toda existencia humana. Pero tendrán que enfrentarse a un problema; una persona ha sido elegida para impedírselo… y no tendrá que hacerlo sola. (FILMAFFINITY)

30/enero: Habemus Papam (Nani Moretti, 2011, 104’)

Tras la muerte de un Papa, obispos, arzobispos y cardenales de todo el mundo se reúnen en Cónclave para elegir a su sucesor. Después de varias votaciones infructuosas, que se anuncian con la salida de una humareda negra, se ve, por fin, la “fumata bianca” que indica que “habemus papam”. Los fieles que se han congregado en la Plaza de San Pedro esperan con entusiasmo y fervor que el nuevo pontífice, siguiendo la tradición, se asome a una de las ventanas que dan a la plaza. Sin embargo, esperan en vano. Por alguna razón, el nuevo Papa no parece estar en condiciones de soportar el peso de tal responsabilidad. Mientras la inquietud se apodera del mundo católico, en el Vaticano, se busca desesperadamente una solución para superar la crisis. (FILMAFFINITY)

6/febrero: Religulous (Larry Charles, 2008, 101’)

Documental del director de la película Borat, e interpretado por el popular e ingenioso cómico norteamericano Bill Maher, que analiza en clave paródica el estado actual de la religión en el mundo. (FILMAFFINITY)

13/febrero: La vida de Brian (Terry Jones, 1979, 93’)

Brian nace en un pesebre de Belén el mismo día que Jesucristo. Un cúmulo de desgraciados y tronchantes equívocos le harán llevar una vida paralela a la del verdadero Hijo de Dios. Sus pocas luces y el ambiente de decadencia y caos absoluto en que se haya sumergida la Galilea de aquellos días, le harán vivir en manos de su madre, de una feminista revolucionaria y del mismísimo Poncio Pilatos, su propia versión del calvario. (FILMAFFINITY)

20/febrero: Así en el Cielo como en la Tierra (JL. Cuerda, 1995, 90’)

Dios Padre decide enviar a otro Hijo a la Tierra para salvar a la humanidad. Pero Jesucristo no está de acuerdo, pues entonces habría que reescribir la historia. Sin embargo, el principal problema es que en el mundo apenas hay mujeres vírgenes, y las que cumplen el requisito no se dejan convencer por el arcángel San Gabriel. (FILMAFFINITY)

Organiza AMAL, Colabora STEM

No hay Comentarios

Ciencia y religión: un oxímoron en la universidad

De nuevo, la manida polémica de las dichosas capillas en la Universidad.

No deja de sorprender la pretensión de la jerarquía eclesiástica y de algunos católicos de relacionar ciencia y religión como si no fuera un oxímoron evidente, como si se tratase de dos categorías complementarias, cuando no equivalentes. Y no menos paradójico es el esperpento de celebrar misa en el espacio público de la universidad, como estamos viendo estos días en la facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid.

Todo comenzó en la época del rector Gustavo Villapalos cuando éste firmó el «Acuerdo sobre Asistencia Religiosa Católica», el 20 de diciembre de 1993 con el entonces arzobispo Ángel Suquía,para mantener las existentes y favorecer la apertura de nuevos espacios de culto católico en aquellas facultades donde no había. Como muestra la foto del acto inaugural del edificio de la facultad de Medicina en la Ciudad Universitaria de Madrid poco después del triunfo fascista, la universidad española, como toda España, no ha permanecido separada de la religión oficial. Ni siquiera, como sabemos, durante la Transición, a pesar de la Constitución española.

Fruto de aquellos tiempos son estos lodos. Ningún gobierno democrático, incluidos los socialistas, ha movido un dedo por ejecutar de facto esa separación, tampoco en la Universidad. Ésta, y particularmente la Complutense de Madrid, ha mantenido desde el franquismo una muy cordial relación con la Iglesia Católica, bien a través de sectas integristas como el Opus Dei, los Legionarios de Cristo o Comunión y Liberación, Hazte Oír o Más Libres, u organizaciones de extrema derecha como las extintas Fuerza Nueva o Guerrilleros de Cristo Rey, o las vigentes Alternativa Española, Falange o Democracia Española, entre otras. Relación tan cordial que llega a ser íntima, cuya influencia a través de profesores y autoridades académicas en el mismo rectorado y en determinadas facultades de la Complutense como Derecho, Ciencias de la Información o Educación, ha condicionado durante años muchos planes de estudio y buena parte del discurso académico.

 

La fe como estratagema de inmunización contra la crítica, señalaba Bertrand Russel en Sobre Dios y la religión(Ed.Martínez Roca1992), es la firme creencia en algo de lo que no se tiene ninguna evidencia. Cuando ésta existe, nadie habla de ‘fe’; no lo hacemos al afirmar que la Tierra es redonda, sino sólo cuando queremos sustituir las pruebas por emociones, sustitución que suele desembocar en conflicto”.

En la Universidad pública se enseña conocimiento científico basado en la razón, no en la especulación de la fe o del dogma. No tiene, pues, sentido racional alguno la existencia en su seno de capillas ni otros lugares de culto, ni siquiera como fuente de ingresos, del mismo modo que carecería de razón enseñar en las aulas universitarias astrología, quiromancia o ufología bajo premisas epistemológicas.Cada cosa en su espacio propio: la oración, la fe y los dogmas en los lugares de culto; la ciencia, la razón y el pensamiento en la Academia.

Por ello, creemos que el debate no es si debe haber espacios ecuménicos de culto para uso de cualquier creencia religiosa, o si las capillas deben ocupar otros espacios o si la universidad debe cobrar un alquiler a la autoridad eclesiástica para hacer uso de aquéllos. El debate es si la universidad pública debe dejarse condicionar, como en el franquismo, por los imperativos de las religiones, sea la católica o cualquier otra, y mantener o no su laicidad, donde prime el pensamiento lógico, la docencia, el estudio y la investigación científica. Un debate, en cualquier caso, cuya respuesta no debe dejar ninguna duda si se desarrolla bajo premisas universitarias, académicas y científicas.

Javier Gimeno Perelló | Bibliotecario de la Universidad Complutense de Madrid

Publicado en: http://www.nuevatribuna.es/articulo/sociedad/ciencia-y-religion-oximoron-universidad/20140721170406105335.html

No hay Comentarios

UNA NOVELA DIFERENTE: EL MANUSCRITO NOMENTUM

 

He leído con mucho interés la novela de Juan Romero Sierra «El manuscrito Nomentum». Numerosos son los valores que contiene el libro y me han llamado la atención. En primer lugar, resulta realmente curiosa, y muy poco habitual en novelas recientes, la presentación de escenas de aroma costumbrista en las que se reproduce el habla popular. Consuelo, la asistenta de la familia protagonista, recuerda por momentos a algunos personajes de las novelas de Galdós, pero, en realidad, creo que su principal paralelo es otro.

 

Los diálogos de la «inculta»Consuelo con los miembros «cultos» de la familia protagonista me han hecho recordar a otras conversaciones similares entre don Quijote y Sancho Panza. Y, al igual que ocurre en el Quijote, descubrimos que la sabiduría de Consuelo Panza es mucho más profunda de lo que parece a primera vista, una sabiduría basada en el sentido común que, por desgracia, no se puede aprender en la Universidad.

 

Esta semejanza con un personaje del Quijote me ha llevado a la segunda característica que me ha llamado la atención de «El Manuscrito Nomentum». Podría parecer obvio, pero, en realidad, es algo muy poco común en la mayoría de las novelas de hoy día que caen en mis manos: ¡el autor escribe muy bien!

 

La explicación de este extraño fenómeno se encuentra en el propio libro. Si uno quiere aprender a hacer algo, tiene que contar con buenos maestros. Y, a juzgar por lo que parecen ser las lecturas favoritas de Juan Romero Sierra, sus maestros han sido los mejores.

 

A lo largo de las páginas de «El manuscrito Nomentum» aparecen citados una y otra vez Dante, Séneca, Lucano, Platón, Aristóteles, y otros autores clásicos de otras épocas, como Bécquer, Shakespeare o Cervantes. Por muchos siglos que pasen, hay autores inmortales a los que siempre deberíamos volver si queremos que nuestra formación cultural sea completa. Así lo subraya uno de los personajes de la obra cuando afirma que los clásicos son «por donde hay que empezar a leer».

 

Sin embargo, la admiración por los clásicos no ciega a Juan Romero Sierra, que evita caer en un error muy común: el de suponer que, si un individuo destaca en un campo o una habilidad especial, eso significa que es una buena persona y que todas su opiniones son poco menos que palabra de Dios. El autor nos ofrece el ejemplo de Lucano, cuya obra «Farsalia» alaba solo para, a continuación, lamentar que su comportamiento en vida no tuviera una altura y una dignidad comparable a la de su producción literaria.

 

En otro orden de cosas, el libro refleja el pensamiento del propio autor en lo relativo a varias cuestiones, unas de actualidad y otras más intemporales, pero, en todos los casos, con un denominador común: Juan Romero Sierra no se esconde, y dice con todas las letras cosas que muchos piensan pero que muy pocos se atreven a decir, y mucho menos a poner negro sobre blanco. Citaré varios casos:

 

En varias ocasiones se pone en boca de varios personajes la afirmación de que «Dios no existe». Ignoro cuál es la postura del autor al respecto, pero, en cualquier caso, resulta muy poco frecuente leer estas tres palabras, «Dios no existe».

 

Pero si extraño resulta escuchar esta frase, aún más extraño (y debo decir que gratificante, al menos para mí) resulta leer lo que el autor, a través de sus personajes, opina de la religión en general, y de la Iglesia católica en particular. Desde la página 307 hasta la 440 sobre todo, «El manuscrito Nomentum» nos ofrece una visión panorámica de la historia de la Iglesia, de algunos de sus papas más señalados y de sus vaivenes políticos, dando opiniones favorables o negativas sobre los mismos.

 

Lo dice alto y claro. La Iglesia es creación de Satanás, a quien sirve únicamente. La lista de crímenes cometidos en nombre de la fe, la religión y la Iglesia harían ruborizarse, en comparación, al mismísimo Hannibal Lecter. Y no hace falta remontarse a las barbaridades cometidas por la Inquisición, o las Cruzadas, que costaron la vida a más de veinte millones de personas. Hoy en día, la Iglesia condena la homosexualidad pero tolera, disculpa y encubre la pederastia.

 

La posición crítica del autor ante la conducta de la jerarquía eclesiástica es una cara de una moneda, cuyo reverso es una muy sana conciencia social. Ante la injusticia y las desgracias que contemplamos cada día, no debemos mirar para otro lado ni esperar que las cosas se solucionen solas, sino que debemos empezar cada uno de nosotros en nuestra casa, tal como hizo Gandhi, al que el autor cita con una admiración que comparto sin matices. Pocos hombres de los dos últimos siglos pueden estar a la altura de Gandhi; quizás, Martin Luther King y Nelson Mandela. ¡Que pena que no haya más de estos y, sin embargo, proliferen como champiñones en temporada de lluvia los chorizos, corruptos y mediocres de todo pelaje en puestos de responsabilidad!

 

Como especialista en temas bíblicos, debo reconocer que uno de los aspectos que más me ha interesado de «El manuscrito Nomentum» ha sido que hable de la Biblia. Juan Romero Sierra demuestra un conocimiento muy profundo del texto bíblico, pero, a diferencia del ciego, y en el fondo ignorante conocimiento tan habitual en el clero, muestra un espíritu crítico de lo más sano. La Biblia es parte de nuestro patrimonio cultural, y es necesario leerla para entender de dónde venimos, sin que eso signifique una aceptación ciega de sus presuntas verdades. Quizás sea cierta la afirmación que realiza el autor cuando dice que «Platero y yo» es más obra de Dios que la Biblia.

 

He dejado para el final el tema que constituye el argumento principal y, a mi modo de ver, más interesante del libro. No creo estar destripando nada si cuento que «El manuscrito Nomentum» que da título a este libro es, según la novela, un texto perdido y atribuido a Séneca que demostraría que Séneca y Jesús de Nazaret se habrían conocido de jóvenes en Egipto.

 

El tema vuelve a uno de los motivos de mayor éxito de los últimos decenios: la búsqueda del Jesús histórico. Me vienen a la memoria en especial dos libros: la famosa serie del Caballo de Troya, que JJ Benitez ha estirado como si fuera un chicle, y el best seller mundial «El código da Vinci».

 

Sin embargo, me gustaría señalar una diferencia que considero muy importante entre estas dos obras y «El manuscrito Nomentum».

 

Respecto al Caballo de Troya, me viene a la memoria una frase de una profesora mía que, al referirse a otros compañeros de su departamento en la facultad, decía: «Yo de mis compañeros no hablo mal; ahora bien, de las alimañas… ».

 

Pues bien, parafraseando a mi profesora, y sintiéndome en este caso tanto escritor como especialista en temas bíblicos, diría refiriéndome a JJ Benitez: «Yo de los compañeros de profesión no hablo mal; ahora bien, de los ignorantes… ».

 

El caballo de Troya es una presunta reconstrucción fidedigna del Jesús histórico en la que se pueden apreciar errores de trazo bastante grueso, además de la aportación, típica de Benitez, de unos cuantos extraterrestres aquí y allá que dan colorido al relato pero que nos alejan definitivamente de cualquier pretensión de rigor histórico dentro de una obra de ficción.

 

El caso de «El código da Vinci» me parece diferente. Dan Brown muestra un amplio conocimiento de la literatura apócrifa de los primeros siglos del cristianismo, pero tergiversa conscientemente su contenido para crear una ficción comercialmente atractiva. Ya sabemos que «poderoso caballero es don Dinero».

 

Sin embargo, el caso de Juan Romero Sierra en «El manuscrito Nomentum» es diferente, porque, a diferencia del autor del famoso caballo troyano con extraterrestres, no es un ignorante, y, a diferencia de Dan Brown, no sacrifica el rigor científico para crear una trama de ficción.

 

Los conocimientos del autor tanto sobre los evangelios como sobre Séneca hacen que la trama resulte no solo creíble, sino posible. Y ahí radica, en mi opinión, uno de los mayores atractivos del libro: su verosimilitud.

 

Por las razones expuestas, y otras, que sería prolijo enumerar, «El manuscrito Nomentum» es, y concluyo, una historia que no solo atrapará y emocionará a quien la lea, como no solo me atrapó y emocionó a mí apenas iniciada su lectura.

 

Javier Alonso López – Filólogo, Biblista e Historiador.

No hay Comentarios

Cronica de la MANIFESTACIÓN EN MADRID

El Zeñó está con nosotros.

 Crónica de una Marcha Atea y Anticlerical

 

La mañana del pasado 26 de abril, lluviosa y fría, hacía presagiar un reparto de inclemencias con las que compensar las lluvias durante las procesiones católicas de años anteriores. El “por qué Zeñó,  por quéeee…Zéño” amenazaba como Dios del Antiguo Testamento. Pero no fue así, la tarde espléndida, el sol  radiante de alegría, y la temperatura extraordinaria, en definitiva, una tarde que invitaba al hedonismo.

Con el humor y la alegría características, en claro contraste con el culto a la muerte, a la tortura y al martirio de las procesiones, partía pasadas las ocho de la tarde la manifestación, en la que participaron entre 300 y 500 personas.

Buena parte de las consignas hacían referencia a la enseñanza, pero no se olvidó la libertad  de expresión y manifestación.

La ficción democrática, fiel aliada en este caso del fantasma divino, volvía a conceder la exclusividad de las calles a la Iglesia católica, y por tercer año consecutivo volvía a ser desplazada la marcha atea en el tiempo; y nuevamente la espada de Damocles sobre la manifestación.

El visto bueno de la Delegación del Gobierno en Madrid, además del tono autoritario característico de estos escritos, amenaza, en términos democráticos se debe decir algo así cómo “se informa de las consecuencias…”, con disolver la manifestación si las consignas coreadas son contrarias a la vergonzosa norma que convierte el pecado de los creyentes en delito para los que no lo son.

La enseñanza, reivindicación principal de este año. La idea de enseñanza no debería de ir seguida de ningún calificativo, si añadimos laica es porque tenemos la necesidad de diferenciarla de la religiosa que nos quieren imponer. La misión de la enseñanza consiste en demostrar a la infancia, a través de un método puramente científico, que cuanto más se conozcan los productos de la naturaleza, sus cualidades y la manera de utilizarlos, más abundantes serán los productos alimenticios, industriales, científicos y artísticos, convenientes y necesarios para la vida, y con mayor facilidad y profusión saldrán de nuestras escuelas hombres y mujeres dispuestos a cultivar todos los ramos del saber y de la actividad, guiados por la razón e inspirados por la ciencia y el arte, que embellecen la vida y justifican la sociedad.

Hasta el año que viene, nos volveremos a encontrar en el jueves… ya ateo y anticlerical.

“No perdamos el tiempo pidiendo a un dios imaginario lo que únicamente puede procurarnos el trabajo humano”.

Esta crónica está cedida por una de las organizaciones: Grupo Anarquista Volia (FAI)

   Manifestación – Viernes 26 de abril de 2013

 Sin subvenciones a las iglesias, tendremos la mejor enseñanza del mundo

Por una escuela pública y laica para ganar el futuro

Por la libertad de expresión y manifestación

 

Como ya sabéis, el 26 de abril a las 20:00 hrs. proponemos una manifestación que recorrerá, como años anteriores, el centro de Madrid (desde Plaza de Lavapiés hasta la Plaza de Tirso de Molina) por una escuela pública y laica.

Desde AMAL queremos convocaros para que los ateos y librepensadores tengamos voz propia. Las distintas mareas, principalmente la verde que corresponde a la enseñanza, exigen en todas sus protestas una mayor inversión, en lugar de recortes, y que el dinero que se desvía para los colegios concertados, el 80% católicos, se destine a la pública, que es la que pagamos todos los ciudadanos con nuestros impuestos… pero no hay muchas voces que exijan que además de PÚBLICA sea LAICA, y ésta es la única garantía de que nuestros hijos no sigan siendo adoctrinados. Una escuela pública, para que sea justa y libre, tiene que ser obligatoriamente LAICA.

También se habla de que los recortes, si son necesarios, se realicen de otras partidas que no afecten a los servicios sociales…  pero nadie se acuerda de que la iglesia católica recibe más de 11.000 millones de euros al año por parte del Estado. Tampoco ha levantado la voz para denunciar los atropellos diarios (desahucios, despidos, etc…). Solamente se la oye cuando tiene que pedir recortes en los derechos ciudadanos. A la iglesia católica no se le ha recortado un solo euro.

Manifestación Atea – Madrid, viernes 26 de abril de 2013

Por eso entendemos que es OBLIGADO que AMAL tenga voz propia, e invitamos a socios, simpatizantes y amigos a acudir juntos ese día bajo una pancarta unitaria, que llevaremos durante el recorrido.

Sin subvenciones a las iglesias, tendremos la mejor enseñanza del mundo

Por una escuela pública y laica para ganar el futuro

Por la libertad de expresión y manifestación

 

Exigimos

 La derogación de los acuerdos con el Vaticano.

  • Que la religión deje de formar parte el horario lectivo, saliendo de la escuela.
  • Que ninguna simbología religiosa tenga presencia en los centros escolares.
  • Que con dinero público no se financie el adoctrinamiento religioso.
  • Separación total Iglesias-Estado.

 En el contexto de grave crisis económica que vivimos son muchas las voces que, desde diferentes ámbitos y puntos de vista, ven en la educación y en la formación de las personas un factor estratégico para hacer frente a la recesión económica, para ganar nuestro futuro y el de nuestros hijos.

La escuela es un elemento esencial para formar a las personas como ciudadanos y ciudadanas y como trabajadores y trabajadoras que contribuyan a las transformaciones sociales y productivas, que se necesitan para romper con esta situación de crisis y avanzar hacia una organización social más igualitaria y un nuevo modelo de desarrollo basado en el conocimiento, eliminando los dogmas para avanzar con la razón.

Recortar en educación es contraproducente no sólo para el sistema educativo, donde se debe buscar solución a los problemas de la educación en España -en especial la alta tasa de abandono y fracaso escolar- con los recursos que sean necesarios; también lo es para el avance tecnológico y el desarrollo social pues el alumnado de hoy será el que mueva mañana el tejido productivo.

 La implantación de la privada-concertada en Madrid se ha venido haciendo “a costa” de una clara segregación del alumnado, al derivarse abrumadoramente casi todo el alumnado con necesidades educativas específicas hacia la escuela pública (sin aportar recursos para atender adecuadamente esta situación), lo que además implica prácticas discriminatorias anticonstitucionales (discriminación por religión, sexo, etnia u origen). Ello supone trasgredir la normativa al respecto, tanto lo establecido por la LOE (Art.87) y normativas orgánicas anteriores, como lo establecido por la normativa sobre escolarización (Comisiones de Escolarización). Ello además haría ver la verdadera naturaleza de la inmensa mayor parte de centros privado-concertados, que lejos de preocuparse por la educación y un servicio colectivo tienen como objetivos el adoctrinamiento religioso y la obtención de beneficios, con la precariedad laboral del profesorado de fondo.

Y por si ello era poco:

1. Elimina, totalmente, la democracia en los centros en los que todavía se disfruta.

2. Trata de afianzar, aun más, la religión en la escuela., convirtiéndola en una asignatura evaluable al mismo nivel que las matemáticas.

3. Acentúa la competitividad, frente a la cooperación.

4. Rebaja, según las previsiones del Gobierno ante la UE, la inversión y gasto en enseñanza, nada más y nada menos, que un punto del PIB (unos 10.000 millones de euros menos que en 2010), durante los próximos años, castigando duramente a los sectores más desfavorecidos y al territorio rural; en suma, empobreciendo gravemente a la “escuela de titularidad pública”, hecho que no tiene parangón en ningún país de la OCDE.

5. Además y por si fuera poco la Ley Wert, da un paso más en la implantación ideológica del ideario nacional-católico.

Por estos motivos y sin olvidarnos de los recortes que también sufren otros colectivos: sanidad, jubilación, dependencia…

Os animamos a que compartáis en esta manifestación, que impulsamos con otros colectivos, estas exigencias que sin duda son de todos/as. JUNTOS PODEMOS.

 Junta Directiva de AMAL
6 de abril 2013

No hay Comentarios

Discurso del presidente de la UAL en Estrasburgo

Amigas y amigos:

La grave crisis económica que estamos sufriendo ha provocado  un pánico terrible en los ciudadanos y ciudadanas que nos ha traído la pérdida de valores republicanos, como las libertades públicas y democráticas del derecho a la discrepancia, del derecho al librepensamiento y del derecho a la libertad de manifestación.

La pretensión de que el pensamiento único es una ventaja debe ser combatido con todas nuestras fuerzas. Lamentablemente, las diversas religiones, tan deseosas del pensamiento único, el suyo por supuesto, están intentando progresar en este contexto de crisis ofreciendo sus mágicas respuestas, que no soluciones, a aquellos y aquellas que no hemos sabido, o no hemos podido, arrastrar hacia el racionalismo y la laicidad.

La laicidad supone siempre el respeto hacia el pensamiento de los demás, por eso da tanto miedo a la derecha política y económica y a las religiones, especialmente a las llamadas “de libro”: los judíos, los cristianos y los musulmanes. Sus dogmas son tan frágiles que no resisten el debate racional y público, prefieren las dictaduras y los pactos con el poder.

Aquí tenemos un ejemplo de los pactos entre la religión y el estado, el llamado concordato, acuerdo entre una fantasmagórica e inexistente “Santa sede” y Francia, solo se mantiene vigente en Alsacia y Mosela, en el que la iglesia obtiene todas las ventajas y no da nada a cambio, excepto quizás rezar para que los políticos que le apoyan vayan al cielo, que precio más bajo!!!

La Iglesia católica, que tiene un dios que es uno y trino (tres) a la vez, defiende la unidad y la separación al mismo tiempo, intentando ocupar todos los espacios y estar siempre en el bando de los vencedores. Nosotros solo aceptamos la unidad libre y democráticamente aceptada por los pueblos. La diversidad, que es un elemento social enriquecedor, debe ser protegida.

La unidad es buena cuando es respetuosa con la diversidad. El librepensamiento es el derecho a la concurrencia de diversas ideas que pueden ser complementarias o simplemente compatibles, la laicidad es el respeto a las ideas, a todas las ideas sin excepción, pero sin permitir que una se imponga de forma irracional a las demás y la democracia es el mecanismo para vivir en comunidad sin hacer desaparecer a los que discrepan, sino más bien aprovechando todo aquello que nos ofrece la capacidad de pensar racionalmente, que  nuestro cerebro, producto de una evolución de millones de años, sea capaz de producir en bien de la comunidad.

Pero todos tenemos derecho a decidir nuestro futuro, individual y colectivamente, sin aceptar las imposiciones de creencias y dogmas que no tienen otro fundamento que la supuesta opinión de unos dioses que nunca dan pruebas de su existencia. Las religiones, y en  nuestro caso la católica, siempre desea privilegios como los que tiene aquí, en contra de los derechos individuales y colectivos de los ciudadanos y ciudadanas, confundiendo a la gente mediante la manipulación de lo que son las virtudes republicanas de libertad de conciencia, laicidad y democracia, colocando como derechos sus privilegios en educación, ejercito, etc.  y viviendo del dinero público

 

En España estamos trabajando, entre otros aspectos, en la derogación de la ley de Libertad Religiosa, favorecedora de los privilegios de la iglesia católica, y su sustitución por una  ley de Libertad de Conciencia que realmente ponga la laicidad en el centro de la sociedad. Será una batalla larga y difícil, pero al final la ganaremos.

También estamos impulsando una reforma del código penal para que sea suprimido el delito de blasfemia. Se ha elaborado una propuesta de texto y pronto será presentada a diversos partidos políticos para que la gestionen. También será una batalla difícil, pero la ganaremos.

La derogación del concordato de Alsacia y Mosela seguramente también será una batalla difícil, pero estoy seguro que también la ganaremos.

Como aun gritan los jóvenes, hoy ancianos, que participaron en la brigadas internacionales, durante la guerra de España y en la guerra de liberación del nazismo de Francia:  “VIVA LA LIBERTAD”

 

Estrasburgo, 4 de mayo de 2013

No hay Comentarios

Las cinco vias de santo tomas de aquino

Un intento de demostrar la existencia de Dios
Presentación
Tomás de Aquino (1224-1274), fraile dominico que vivió en lo que actualmente
es Italia, está considerado un destacado teólogo y muy importante doctor de la
Iglesia Católica Romana. Fue canonizado 49 años después de su muerte. Su
pensamiento formó parte de la férrea ética de su época y siglos posteriores,
donde la religión era el centro indiscutible de toda actividad o pensamiento.
Aquino aplicó a la Teología Católica Romana el sistema de lógica y razón de
Aristóteles, filósofo griego que vivió en el siglo IV antes de Cristo. Tomás
estableció el sistema llamado “Tomismo”, el cual representa aún la Teología
básica de la antedicha Iglesia Católica Romana.

Ver texto completo

 

No hay Comentarios